×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.

En las notas que sobre el Rincón escribí en noviembre de 2.007 sobre el Balneario del Rincón y enviado a esta web, VER NOTAS, hacía mención a que en la década de los años 30 y principios de los 40 del siglo pasado no solo se podía obtener de las fuentes del Rincón, agua embotellada, sino que se podía pasar una temporada en el Balneario y disfrutar de la toma de baños medicinales.

También se hace mención a que en aquellos años existían dos medicamentos, uno denominado “RINCOPIN” y el otro “RINCOGONO”.

Estas actuales notas sólo pretenden aportar algunos datos más sobre esos medicamentos.

Hace unos días encontré una etiqueta de los años 40, que corresponde a publicidad del “RINCOPYN”, que era la denominación oficial de uno de los referidos productos medicinales  cuando se comercializaba en Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial.

El Rincopyn era un producto que se obtenía del agua de la fuente del Rincón, y quien lo obtenía era una empresa hispano –alemana.

Su distribución se hacía básicamente en dos formatos: líquido y en píldoras. (1)

El líquido servía tanto para ayudar en trastornos metabólicos o bien se podía utilizar de forma externa, para lavados en caso de enfermedades de la piel o incluso para hacer gárgaras, en este caso con una gota por cuarto litro de agua era suficiente. (2) También en forma líquida se utilizaba como cosmético para lavado de la cara por sus propiedades tonificantes para la piel, en este caso el nombre que recibía era “RINCOPYN-TRINKKUR”. (3)

Don José Mascías Aguilar (odontólogo); Foto: Blanco y Negro 17-10-1917, pag. 26

Por otro lado en su formato de píldoras, debido a sus sales minerales, era utilizado en tratamientos de cólicos, como depurativo de la sangre, para trastornos intestinales y contra el catarro o la gripe. (4)

De este medicamento  y sus beneficios odontológicos, el doctor don José Mascías Aguilar (1.896 -1.933), que era sobrino de don Florestán Aguilar y Rodríguez, hace un pequeño trabajo que aparece en la revista “La Odontología” en su nº XLII de febrero de 1933, en donde bajo el título de “Tratamiento de la piorrea alveolar y procesos supurativos por medio del “Rincopyn”, hace un resumen de los efectos beneficiosos ocasionados por la administración de una gota del producto en varias sesiones en casos de piorrea.

Don Florestán había nacido en la Habana en 1872 y desde 1.900, fue odontólogo del Rey Alfonso XIII. Con posterioridad llegó a ser académico de la Real Academia de Medicina y tuvo una gran reputación hasta su muerte acaecida en 1934. (5)

De don José Mascías, por ser de quien tenemos un primer estudio escrito en español sobre las virtudes medicinales del Rincopyn, vamos a dar unas pinceladas de su corta vida.

Se graduó en el Ateneo Español de Estudios odontológicos en 1.914. (6)

En 1917 es nombrado dentista de la Academia de Artillería de Madrid (7) y con posterioridad, a comienzos de 1.930 llega a la isla destinado como médico militar después de unas oposiciones y de haber pasado un periodo de tiempo como ayudante de su tío don Florestán. Monta su despacho profesional en la calle Buenos Aires, 41.

Tras una corta vida fallece a temprana edad (37 años) en la ciudad de Las Palmas en donde descansan sus restos mortales en el cementerio de la ciudad.

Anuncio publicitario del odontólogo don José Mascías. Diario de Las Palmas; 4-01-1930

Esquela de don Jose Mascías; Diario de Las Palmas; 29-09-1933

Aquí tenemos la Postal publicitaria del RINCOPYN, en donde se hace alusión a las bondades del agua, su forma de uso y su procedencia del “Rincón” (Las Palmas). (8)

Quien había patentado el preparado Rincopyn, fue el doctor Otto Dittes en la década de 1.930.

Como comprobamos con estos apuntes sería muy interesante a la vez que una oportunidad de negocio el intentar localizar de nuevo los nacientes de las aguas del Rincón y hacer un proyecto para su explotación ya que con toda seguridad dichas aguas siguen manando en la actualidad en algún lugar desconocido de tan entrañable lugar.

L. Lezcano Galindo

Bibliografía:

1. Nachtrag II, zur 7. Auflage von Gehes Codex. 1.939. Editorial SCHWARZECK.

2. Ibídem

3. Ibídem

4. Ibídem

5. http://www.ranm.es/academicos/academicos-de-numero-anteriores/814-1933-aguilar-y-rodriguez-florestan.html

6. González Iglesias, Julio; Historia de la odontoestomatología española. 1994.

7. Blanco y Negro 17-10-1917.

8. Hay que tener en cuenta que esta publicidad corresponde a la década de 1.940, por lo que ya el Rincón no pertenecía al municipio de San Lorenzo, sino al de Las Palmas de Gran Canaria.

Escribir un comentario


Comentarios   

+1 #4 Lalo Lezcano 10-02-2013 15:52
Estoy de acuerdo contigo Francisco:
La zona denominda "EL Rincón", daría para realizar varios trabajos sobre ella.
En la actualidad estoy desarollando dos nuevos articulillos, uno sobre las canteras que existen en la zona y otro sobre el oratorio que doña Dolores de Armas edificó en la zona.
Saludos y gracias una vez más por el apoyo.
L.L.
Citar
0 #3 FRANCISCO 10-02-2013 10:36
Efectivamente Lalo, es dificil imaginar que la zona fuese tan importante a principios del siglo pasado, por lo menos viendo lo que hoy en día es. Lo sorprendente tambien es la visión comercial de una zona hace un siglo atras y que hoy en dia nadie de un duro por ella.
Citar
+1 #2 Lalo Lezcano 08-02-2013 12:50
Gracias Francisco por tu apoyo.
En la actualidad es muy dificil poder hacernos una idea de como era la zona del Rincón en las primeras décadas del siglo pasado, pues a pesar de lo desierto del lugar en la época actual, en aquella época llegó a ser un lugar muy visitado.
Gracias de nuevo.
Citar
0 #1 FRANCISCO 05-02-2013 16:51
Estupendo trabajo de investigación y documentación. Muy interesante.
Citar