×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: Últimas Noticias
Visto: 748

1- Mastro Juan Prim,  era un hombre pequeño, jorobado siempre abrigado en colores negros, vivió en la trasera de la tienda de la Nana, siempre venía caminando hasta Las Cruces, con un bastón y un libro, se parecía a la imagen de San Pedro, era panadero, albañil, sorchante, fue a la guerra de Cuba y cuando vino decía que estuvo con el general Prim, tomando mote su descendencia. 

2- Josenito el Monguis, se le atribuye Monguis, apodo que le pusieron en el cuartel, según dicen, porque siempre estaba rezando, llamándole el monje, dicen que de aquí fue la derivación del “el Monguis”, fue barbero, teniendo su barbería en las Cuatro Esquinas, creo que era de su padre, de allí salieron varios barberos, como hermano Manuel, que se instaló en Tamaraceite en la calle Paseo de los Mártires, Vicente, se casó en San Lorenzo tenía un furgón Berfo de puertas correderas, también , Josenito fue cartero, vendedor de loterías, tocaba el saxofón, llego a sacar muelas y poner inyecciones, yo lo llegue a ver en la misma barbería, con sus hijos Tino, se hizo barbero y Juan, este se metió en el cuerpo de la Guardia Civil.  Benito el más chico se hizo electricista. Este personaje ayudó a colaborar con la parroquia cuando se hizo  el cementerio y la Iglesia de Tenoya, siempre estaba a disposición de los demás, iba siempre vestido con trajes de telas colores grises.

3- Catalinita la Macha, vestía con trajes negros, siempre estaba trabajando, buscando comida para los animales y acarreando estiércol, se casó con uno de Cardones y tuvieron dos hijos, uno se murió  padre de Pacuco el de Luis. Su tío que vivía en la bajada al Rodadero, quedando el hijo Antonio conocido por Antonio el de Mariquita la Macha, ésta hacía las labores igual que los hombres, siempre tenía burros viejos que se los daban, los llevaba de cabestro y fumaba haciéndose cigarros con los melenas o bigotes de las piñas y las hojas secas le servían de papelillos, vivía detrás de la acequia a la altura de Loly Abelleigra, su hijo Antonio arreglaba las cocinillas, y otras cosas, era bien amañado, pintaba, hasta hacía juguetes, siempre estaba vestido con pantalones cortos, era muy gracioso, por ultimo compró una moto, siempre llevaba un gorro de visera y su vestimenta artística, con chalecos, donde quiera que iba llamaba la atención.

4- Mastro Guillermo, era un hombre de pequeña estatura, vestía con sombrero y chaqueta y pasaba todos los días con su hijo Dionicio con una lechera, descansaba en el muro Don Julián, su hija Carmelita tenía una tienda cerca de la Ermita, la segunda casa lindando con la casa de la Cruz  y Manolo Guerra, Carmelita se casó con Manolito Naranjo mayordomo de Don José de la Rocha, tenían un hijo llamado Bernardino, trabajó en el banco Bilbao y al poco tiempo entro en una depresión.

Mastro Guillermo recogió a unas nietas,  Paquita Idalia, Guillermina  y Antonio que se casó con una hija de Pepillo que trabajo en la finca de la Hoya.

5- Josenito el Rapadura, vivía en la esquina a la bajada del callejón camino a Casa Ayala, era afeminado pero muy respetuoso, nunca se habló mal de él, por este motivo, trabajaba con Doña Fidela finca que era de los Montesdeoca, se sentaba por las tardes en la trasera de la iglesia, su familia con quien vivía era de los abuelos de Manolo Catalán, que se hizo cura, éste se mudó a la Adelfa, le pasó a los abuelos un día que bajaba un camello tocando las campanillas y salió a la puerta poniéndose de rodillas pensando que era el cura que iba a  dar la comunión en aquellos tiempos a los enfermos.

También le pasó a Josenito, un día que iba Carmelo Lezcano con un amigo por el camino de las pitas a la casa de Bautista en el Morro Cangas, Josenito le dijo con su voz adiós y el compañero contestó adiós señora.