×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: Historia
Visto: 3288

Domingo Pérez es uno de los muchos alcaldes que ha dado Tenoya a nuestro Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite. Un alto porcentaje del centenar de alcaldes de este Municipio han sido vecinos de Tenoya y sus hechos y vidas han pasado al olvido intencionado, unas veces, e injusto por el olvido que conlleva el inexorable paso del tiempo, en otras. Lo realmente lamentable es que sus nombres y hechos se pierdan sin más y así sucede con tantos y tantos hombres y mujeres de nuestros diferentes municipios que sólo la constancia y el dedicar tiempo a trabajar la historia local pueden ser los que acometan ese justo rescate, tan importante para nuestra memoria colectiva. Sin embargo en nuestro callejero tenemos nombres que nada tienen que ver con este mágico entorno y esperando, con infinita paciencia, tenemos cientos de personajes y hechos que esperan su merecido turno.

De cada uno de nuestros alcaldes, maestros, párrocos, políticos o canteros, por citar algunas actividades, se podría hacer un trabajo amplio y bien documentado. Lo justo es ir sacando a la luz del conocimiento colectivo, poco a poco, a grandes, y nunca mejor dicho, desconocidos.

Domingo Pérez y su esposa Catalina Melián son algunos de ellos, en esta ocasión relacionados con Tenoya, pero también tenemos alcaldes, entre otros Pueblos de nuestra Jurisdicción, de lugares tan dispares como: El Toscón, Román, El Rincón, Tamaraceite, Dragonal o San Lorenzo, por citar algunos. Debemos aclarar que el Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite, que englobaba a todos los lugares citados y muchos más, ya era independiente y con categoría de Lugar, lo que es aproximadamente lo mismo que Municipio, desde la década de los años cuarenta del siglo XVII. La categoría de municipio se extiende a los pueblos de toda la Isla y de otros lugares a partir del año 1812 y esto lo digo porque hay gente que se atreve a decir que San Lorenzo es municipio independiente sólo a partir de la expresada fecha de 1812 y eso es una verdad a medias porque los demás pueblos también tenían la denominación de Lugares hasta esa fecha. Simplemente es que a los Lugares se les cambió el nombre a Municipios y para gobernarlos se crearon los Ayuntamientos o ajuntamientos de vecinos, que ya se utilizaba en San Lorenzo antes de la fecha de 1812 según se puede comprobar en varios documentos que lo reflejan y con anterioridad a éstos nos encontramos las figuras de los alcaldes con sus concejales, su secretario o también denominado durante mucho tiempo Fiel de Fechos (el que le daba fidelidad o escribía los hechos que sucedían) y la figura del Síndico Personero que hacía la misión de defensor del bien público o especie de juez.

Podemos contar con multitud de noticias de Domingo Pérez, y muchas más que irán apareciendo según sigamos trabajando los años que le tocó vivir, una de ellas es que ya era alcalde del Lugar de San Lorenzo en el año 1667. Además, al igual que muchos alcaldes de aquellos años, D. Domingo Pérez era militar y tenía la categoría de Alférez. Estaba casado con Catalina Melián y tenían casa en Tenoya y también en la Ciudad, en la calle de Los Genoveses[1]. Su esposa procedía de Firgas.

En las dos figuras anteriores se ve la curiosa firma del Alcalde D. Domingo Pérez, con ligeras diferencias debido a que pertenecen a diferentes años.



Documento del año 1667 donde se nombran los alcaldes de Teror, Juan de Toro,  y a Domingo Pérez de San Lorenzo de Tamaraseite.


El día 5 de febrero del año 1667 Domingo Pérez se encontraba en la Capital, justamente en la Catedral, y hacía de padrino de bautizo de Juan, hijo de Juan Lorenzo y María Lorenzo, vecinos de Tamarasayte[2] y, se puede leer, Alcalde del Lugar de Tenoya. De forma evidente, el cura de la Iglesia del Sagrario se equivocó porque debía decir Alcalde del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite y vecino de Tenoya.

Les invito a leer la imagen anterior, es decir la fotografía de un documento del año 1667, si les apetece, y así hacemos un ejercicio de paleografía y diplomática. Podemos ir leyendo en dicha imagen que ilustra este texto y dice: “En la ciudad de Canaria. A siete del mes de octubre de mil seiscientos y sesenta y siete años ante mi el escribano infraescripto parecieron presentes de la una parte el Alférez Domingo Pérez vecino desta ciudad, Alcalde ordinario del Lugar de San Lorenzo de Tamaraseite y de la otra Juan de Toro Alcalde ordinario del Lugar de Teror…” Como ven, de esta forma, vamos sacando a la luz la verdadera historia de nuestro Municipio, al igual que hacen otros compañeros de otros lugares, labor que exige tiempo y dedicación constante y debe estar ausente de intereses y de impulsos y, cómo no, de atrevimientos que sólo conducen a tergiversar la historia, que siempre debe ser un ejercicio moral y de verdad y no de intereses y de querer ser protagonista. El historiador, debe permanecer en un segundo plano porque los protagonistas son otros, debe ser un trabajador de la ciencia de las verdades que se han sucedido en el tiempo y que están ahí esperando a que los documentos sean abiertos y estudiados a conciencia, esperando a que se les brinde la posibilidad de que el gran público las conozca.

Con anterioridad a la citada fecha, el día 30 de marzo del año 1652, D. Alonso Lezcano, vecino de  la Ciudad, vendía a Domingo Pérez, vecino de Tenoya, un sitio de cien pies que lindaba con la casa y el sitio de Matías González y con otras tierras que el vendedor tenía en Tenoya. En el terreno comprado Domingo Pérez iba a construir una vivienda. Pagó por aquella compra dos tostones de tributo cada año o en su defecto dos gallinas que los valieran[3].

Hay que decir que Domingo Pérez y su esposa Catalina Melián vendían,  el día 26 de marzo del año 1656, unas tierras cercanas a la Ermita de Machicao a Juana Navarra, viuda de Juan Jiménez, vecina del Granadillar. Aquellas tierras se encontraban por debajo de la Ermita de Machicao. Lindaban “por la parte de abajo con un espino, en la Cordillera, derecho al barranquillo del Lantisco y derecho arriba a un espino saliendo de la Cordillera derecho arriba a la Montañeta y un lomito que está por arriba de la Casilla que desciende al Barranquillo del Llano del Inquisidor y por arriba con las tierras de Dª Josefa Ortiz y por el otro lado el Barranquillo[4] abajo”.


El matrimonio también tuvo relación con la venerada Imagen de Nuestra Señora de la Encarnación, que ya se encontraba en Tenoya desde antes del año 1664 según se desprende de unas misas rezadas que se le dejaron a Nª Sª de la Encarnación, que se encontraba en la Iglesia del Señor San Pedro del Lugar de Tenoya, por el día de su festividad para lo cual se dieron 4 reales anuales por decisión testamentaria de Catalina Melián, esposa del Alférez Domingo Pérez, vecinos de Tenoya. Se desprende de este dato que Catalina Melían se encontró muy enferma por aquellas fechas e hizo el correspondiente testamento pero consiguió superar el mal que le afectaba porque la veremos, junto a su marido, en otros asuntos que emprendieron juntos con posterioridad al año mencionado, como veremos.

Domingo Pérez, además de poseedor de tierras, desempeñó diversos menesteres relacionados con el comercio o con el desempeño de cargos que tenían relación con los diezmos, como por ejemplo el cobro del diezmo de corderos[5] en el año 1667. En el mismo año, el Alférez Domingo Pérez, siendo Alcalde del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite y como arrendador que era de la Dehesa de Tamarasaite arrendaba, a su vez, a Salvador Martín, vecino de Tamarasaite, una suerte de tierras de 5 fanegadas que se encontraba en dicha Dehesa y junto a la casa “que dicen de Cangallo” y que lindaban con las tierras de Luis González y las del Capitán D. Antonio de Herrera. Las arrendó por 23 reales anuales[6]. En el mismo año también arrendaba al Capitán Lázaro de Ortega, que también como sabemos fue el primer alcalde conocido del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite, cuatro fanegadas en la misma Dehesa, en la parte denominada Los Dragos de Arriba, por espacio de nueve años[7]. De la misma manera arrendaba a Cristóbal de Ojeda Granados y a Bartolomé Henríquez, en la mencionada Dehesa, en el Llano[8]. Los negocios relacionados con el arrendamiento y venta de tierras fueron una entrada habitual de dividendos para Domingo Pérez que le posibilitaron el poder disponer de una gran comodidad y de un importante patrimonio. En la misma línea, el matrimonio, disponían de cuatro fanegadas de tierras en Tamarasaite que habían comprado a Pedro Gómez y tenían negocios relacionados con la venta de carne.

El día 28 de octubre de 1671 el Alférez Domingo Pérez y su esposa Catalina Melián[9], vecinos del Lugar de Tenoya, vendían a Antonio Alonso Ramírez, vecino del Lugar de Teror, cuatro fanegadas de tierras labradías  “de pan sembrar” en Tamarasaite, que lindaban por una parte con las tierras de Pedro Álvarez Macias  y por otra las tierras de Juan Ramírez, también vecino de Teror, y por otra parte con las de Juan González Gutiérrez, padre de la mencionada Catalina Melián, “nuestro suegro y padre”, vecino de Firgas. Firmó aquella venta, como acostumbraba, Domingo Pérez.

Firmas de dos alcaldes de San Lorenzo: Domingo Pérez y Salvador Rodríguez.


El 10 de noviembre de 1671 Salvador Rodríguez, que luego sería alcalde del Lugar de San Lorenzo entre 1679 y 1683, y Pedro Pérez, labradores y vecinos del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite dijeron que Domingo Pérez, vecino de la Ciudad, había rematado y tomado en arrendamiento las tierras de la Dehesa[10] de Tamarasaite, traspasándola después al mencionado Pedro Pérez. Fue testigo y firmó Andrés Gutiérrez Dávila, Alcalde de dicho Lugar de San Lorenzo. En este documento, de forma curiosa, se ven nombrados tres alcaldes del Lugar de San Lorenzo de Tamarasaite del siglo XVII.

Con el presente trabajo sólo se pretende iniciar una biografía sobre uno de los muchos alcaldes que dio Tenoya al Municipio de San Lorenzo, en concreto, Domingo Pérez, de momento el segundo que este Pueblo aportó a la Jurisdicción. El primer alcalde conocido, hasta el momento, dado por Tenoya al Municipio de San Lorenzo fue Francisco de Montesdeoca como podemos leer en el último libro publicado sobre este singular entorno, el titulado “Los Alcaldes del Municipio de San Lorenzo de Tamaraceite. Pueblos, pagos, barrios y otros aspectos”, publicado  en el año 2009 y en el que se puede encontrar parte del presente trabajo sobre el alcalde Domingo Pérez.

Juan Francisco Santana Domínguez


[1] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.284. fol. 15v-17.
[2] A.D.L.P. Libro Nº 11 de Bautismos de la Iglesia del Sagrario Catedral. F. 129v.
[3] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.270. Fol 97v-99v.
[4] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.274. Fs.247r-250v.
[5] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.284, f. 265r-267r.
[6] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.284, f. 275.
[7] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.284, f. 286.
[8] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.284, f. 292.
[9] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.286, f. 332r-333v. Año 1671.
[10] A.H.P.L.P. Diego Álvarez de Silva. Nº 1.286, f. 337v-341v. Año 1671.