×

Advertencia

Uso de cookies - Unión Europea

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.

Ver la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas

El uso de cookies ha sido rechazado.
Imprimir
Categoría: Últimas Noticias
Visto: 330

21- Don Antonio el Inglés, se le conocía así por lo rubianco, dice que era pastor, se casó con la hija de la propietaria de la finca que se conocía en otros tiempos por la finca el Parralete y por último como la finca del Inglés.

22- Marianito y Fernardita, tenía una tienda en mis tiempos frente a la casa de Los Bravos y cerca de la Ermita, él era albañil y le compraron la tienda a Sarmiento el de las papas.

En aquellos tiempos eran prestamistas, prestaban dinero a cambio de un acuerdo, incluso empeñando sus propiedades.

23- Fernandito Naranjo, se casó con la hija de Mastro Juan el Zapatero, Felisa, tuvieron dos hijos, Fernando y Bernardino, vivieron en la bajada del Camino a Casa Ayala, Fernandito trabajó con los Montesdeoca, con Don Higinio, fue chófer, mayordomo y persona de confianza.

Mastro Juan el Zapatero, el cual no conocí era dueño de unos terrenos, donde llegó a plantar algodón y más tarde empezó a vender parcelas, dando facilidades en la ladera Alta y a donar parte de ellos, como así donar la imagen de la Virgen de  Candelaria  en  honor a su mujer, por lo tanto a Don Juan se le debe considerarlo y ser más conocido por las nuevas generaciones. Una de las calles más importante lleva su nombre.

24- Mariquita Caramelo, vivía en la casa que hoy es de Camilo y ocupaba la casa que era de tejado, situada en camino que pasa por la Heredad, al quedar vacía por esta familia, fue ocupada por Manolo el Perra Chica, casado con Lorenza, los cuales tuvieron un hijo, el cual la heredó y éste a su nieta, la reformó viviendo en ella.

25- Chanita la del alcalde, así se conocía, tenía dos hijos Chano y Fermín, éste último fallecido, vivía en la misma esquina a la bajada del camino a Casa Ayala, frente mismo a la casa  de Los Bravos, donde vivía la señorita Ana,  esta casa la compró Don Nicolás Díaz de Aguilar donde existía una araucaria bastante alta y que la cortó en aquellos tiempos, hoy ocupada por Carmen, nieta de Don Nicolás e hija de Doña Hortensia, casada con Don Guillermo Maya.